11 sept. 2012

Entrevista a Fernando Botella (38), autor de «¡Atrévete!»

Hoy en la Sección de Entrevistas, charlamos con Fernando Botella (@fb_think), que es CEO de Thinking & Action, Consultora estratégica de formación y desarrollo que trabaja la transformación real y efectiva de las organizaciones y sus profesionales a través de la conexión entre conocimiento y acción, y de la creación de proyectos formativos ad hoc.

Es Licenciado en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia, especialidad en Fisiología Animal y Sistema Nervioso Central. Máster en Dirección y Administración de Empresas por ICADE y Coach Ejecutivo Diplomado por EEC (Escuela Europea de Coaching).

Conferenciante y autor, su último libro es ¡Atrévete! (Alienta, 2012), con subtitulo: ¿Y si eliges ser feliz? También es co-autor junto al conocido mago Jorge Blass (@jorgeblass) del libro La fuerza de la ilusión

Aquí van las preguntas y sus respuestas y destacamos el siguiente titular:

«CUANTO MENOS TE ATREVAS, MÁS BLOQUEADO ESTARÁS Y MENOS ALTERNATIVAS TENDRÁS»

1. ¿Cuándo y por qué nace el libro ¡Atrévete!?
¡Atrévete! nace en 2008, que es cuando, tras más de veinte años como directivo en empresas farmacéuticas, elegí cambiar el rumbo y emprender una nueva aventura profesional relacionada con aquello con lo que más disfrutaba que era la formación. Fundé Think&Action, una consultora estratégica de formación y desarrollo, y al mismo tiempo decidí también abrir una "ventana virtual" en la blogosfera desde la que compartir aquellos sentimientos y vivencias que en ese camino de aventurero buscador que había elegido para el resto de mi vida fueran surgiendo. Así nació Fernando Botella, un espacio desde el que pretendo compartir ideas, inquietudes, experiencias, observaciones y pensamientos sencillos y cotidianos, de andar por casa y, sobre todo, de andar por la vida. A mí me han ayudado cada día a reflexionar sobre lo importante y accesorio, y a no perder de vista en ningún momento lo que realmente quiero. En 2011 parte del contenido de ese blog dio el salto al papel, se desvirtualizó y se convirtió en este libro. 

¡Atrévete! es una invitación al lector para iniciar un viaje imprescindible, el que nos lleva a convertir en realidad nuestros sueños, y cuya primera parada es la de ofrecernos a nosotros mismos la oportunidad de pensar sobre lo que de verdad queremos y nos aporta valor…. y elegirlo. De ahí su título, ¡Atrévete! porque tiene que ver con nuestra capacidad de elegir la forma en la que queremos vivir para poder estar a gusto con lo que hacemos. Tenemos dos opciones vitales: vivir esperando que las cosas pasen o haciendo que las cosas sucedan. La primera opción nos convierte en actores secundarios de nuestra propia vida; que se dejan llevar por la corriente, sin decidir; que se acomodan en el valle de la queja y se lamentan continuamente de su suerte. La segunda nos da el protagonismo de nuestra vida y nos aleja del paradigma de lo imposible y de la resignación. Sin embargo, a lo largo del día, en nuestra vida personal y también en nuestra vida profesional, olvidamos con demasiada frecuencia que somos los guionistas y protagonistas de nuestra propia historia. Y hacemos muchas cosas a lo largo de nuestra vida, pero la mayor parte no son las que queremos hacer. No debemos olvidarnos nunca de vivir también lo que queríamos o deseábamos, porque la vida es precisamente eso que nos queda por hacer. Es cuestión de "atreverse". 

2. ¿Cuáles son las principales aportaciones este libro respecto a otros de temática similar?
Lo que me gustaría o he pretendido es poner de manifiesto que tenemos que atrevernos a dejar de vivir de manera mecánica, sin ser conscientes de lo que decidimos, hacemos o de cómo actuamos. Tenemos que darnos cuenta de una vez por todas de que la vida no está para ser perdida, para dejarla pasar mientras la observamos, la esperamos, la soñamos… La vida está para ser vivida, usada y sobre todo, creada. Disponemos del poder de elegir, tenemos la capacidad de elegir la interpretación de todos los hechos que nos suceden y actuar sobre ellos. El problema es que con frecuencia no lo hacemos, sino que nos dejamos llevar, no nos atrevemos. Y el mayor riesgo es no atreverse. No arriesgarse significa seguir haciendo lo mismo, y algo que no cambia, por definición, es algo que se degrada y empieza a morir. La incertidumbre y el cambio son inherentes a la vida. Para vivir hay que asumir riesgos, incertidumbre y cambiar, no queda otro remedio. Y esto algo aplicable a todos los ámbitos de nuestra vida. En un momento donde el entorno es tan duro, y donde para muchos la situación es desesperante, no hay mejor opción que atreverse a hacer cosas. Esto no significa que vaya a resultar fácil. Lo que hay que pensar es que cuanto menos te atrevas, más bloqueado estarás, menos alternativas tendrás y, por tanto, menos posibilidades de ver realizados tus objetivos y sueños.

"Atreverse" tiene mucho que ver con la perseverancia, el esfuerzo, la energía y la creatividad.

3. ¿Qué es lo que más te sorprendió al investigar y escribir este libro? 
Uno de los motivos que me ha impulsado a escribir y compartir estas reflexiones es la necesidad de devolver a lo básico el protagonismo perdido. Vivimos demasiado cegados por las aspiraciones materiales, por la urgencia, por un exceso de responsabilidades. Hemos construido a nuestro alrededor un mundo artificial que lejos de conducirnos hacia la felicidad, nos guía por el camino de la insatisfacción permanente y la angustia. Estamos atrapados por las prisas, las obligaciones, las -mal llamadas y entendidas- responsabilidades, las aspiraciones materiales, y, en definitiva, vivimos embuídos del tener como si fuera sinónimo del ser. Esto ha provocado que dejemos de lado "lo verdaderamente importante", nuestros sueños, que son los que tienen el verdadero poder de generar alegría, entusiasmo y pasión creativa. Nos pasamos la vida fantaseando y anhelando con lo que nos gustaría llegar a ser, pero sin hacer nada para que eso se convierta en realidad. Con demasiada frecuencia dejamos aparcados esos deseos para otro momento… ¿para cuándo? Mucha gente se para a reflexionar ante la pregunta: ¿Qué harías si hoy fuera el último día de tu vida?. ¿De verdad hace falta esperar al último día? Además, ¿tiene sentido hacer algo el último día? ¿No será mejor planteárselo ahora que tenemos todavía toda la vida por delante, no es éste mejor momento para atreverse a hacer todo lo que nos queda por hacer?

4. ¿Qué parte te gusta más del libro y por qué?
De lo que más orgulloso me siento de este libro es el resultado final, el haber sido capaz de reunir un conjunto de principios vitales, sencillos, obvios, cotidianos, pero al mismo tiempo tremendamente poderosos. Son esas pequeñas cosas que tienen el verdadero poder de generar alegría, las que dan sentido a nuestra vida, y que, sin embargo, precisamente por obvias y cotidianas, las hemos dejado relegadas a un segundo plano y hemos anulado su poder para hacernos sentir y para poder vivir con plenitud. 

5. ¿Cuáles son las 3 claves principales para "atreverse" en la vida?
Hay un principio fundamental para atreverse en la vida y es el que se conoce como el principio de la doble creación: CREER y CREAR. Lo primero que necesitamos es soñar, tener una idea, un objetivo, es decir, algo que perseguir y por lo que atreverse, algo en lo que CREER. Lo segundo es la acción de ese sueño, empezar a hacer que ese sueño se cumpla, CREARLO. A esos dos elementos se añade un tercero que actúa como catalizador de la idea y de la acción y es la ACTITUD, el sentirse libre de elegir. Cuánto más participamos en las elecciones de nuestra vida, más ideas generamos -probablemente también mejores- y mayor es nuestra capacidad para perseguirlas y hacerlas realidad. Por tanto, para que suceda lo que quieres, lo mejor es atreverte a elegirlo. 

6. ¿Existen diferencias entre hombres y mujeres a la hora de "atreverse" en la vida?
"Atreverse" no es una cuestión de género, sino de actitud en general. Tiene que ver con la capacidad para dedicar la energía a ser más felices con nuestras acciones y para no "despistarnos" en la persecución de nuestros sueños. Para dejar de vivir anclados al pasado o a un futuro de fantasías y comenzar a vivir el presente, que es lo único que realmente poseemos y es desde el único lugar desde el que podemos crear nuestro futuro. "Atreverse" significa empezar a tomar nuevas decisiones, cambiar, elegir, hacer todo lo que debemos en el presente para ser lo que deseamos en el futuro.

No arriesgarse es no cambiar, y algo que no cambia es algo que se degrada.

7. La cultura de un país influye mucho a la hora de "atreverse", ¿qué sugerencias harías respecto a España?
Es cierto. "Atreverse" tiene mucho que ver con la perseverancia, el esfuerzo, la energía positiva, la creatividad, la gestión del error, la concepción de fracaso...  Un dato que es un claro ejemplo de las diferencias culturales que existen: en España sólo un 33% de los emprendedores que fracasan con un proyecto vuelve a intentarlo, mientras que en Francia el porcentaje de los que se da otra oportunidad supera el 50% y en el caso de EEUU es casi un 80%. Este dato demuestra que tenemos nuestra capacidad de asumir riesgos bastante bloqueada y la razón principal de ello es el miedo al error. Estamos educados y entrenados para buscar la perfección en todo lo que hacemos y esto nos conduce a una autoexigencia desmedida. Somos extremadamente intolerantes con los fallos, los asociamos a fracaso cuando realmente no son más que parte del proceso de aprendizaje y mejora continua. Debemos, por tanto, aprender a gestionar el error adecuadamente, y eso significa analizarlo, solucionarlo y aprender de él para que no vuelva a repetirse.

Necesitamos también restaurar la cultura de la perseverancia y esfuerzo. Son términos que han quedado obsoletos en nuestro vocabulario como consecuencia de esa cultura de la inmediatez en la que estamos instalados. Vivimos y trabajamos presos del reloj y del "para ya" y esto nos obliga a la búsqueda de soluciones inmediatas para todo. Tenemos tantos frentes abiertos, que somos incapaces de perseverar en el logro de nuestros objetivos. ¡No tenemos tiempo para ello! Sin embargo, la consecución de nuestros objetivos requiere de perseverancia, de dedicación y de tiempo.

Y en línea con todo lo anterior, debemos potenciar la actitud emprendedora y la mente creativa, sin olvidar también enseñar a nuestros hijos a tener sueños y a perseguirlos.

«¡ATRÉVETE!» está disponible en: 

1 comentarios:

¡Gran entrevista, menudo crack de hombre! Creatividad y emprendimiento junto a organización e investigación. Todo esto es la teoría pero ponerlo en prácticas es complicado y da mucho miedo. He leído en una comunidad online de emprendedores que las cifras son positivas en cuanto a emprendedores con éxito en España. Os comparto la noticia para alegraos el fin de semana.
http://www.conectandoemprendedores.com/ficha_noticia.php?id_not=18
Un saludo.
Alicia.

Publicar un comentario