10 dic. 2012

Las pequeñas grandes cosas

Las pequenas grandes cosas
Las pequeñas grandes cosas
Tom Peters (@tom_peters) es uno de los conocidos del mundo del management. Autor de numerosos libros, su obra más conocida es En busca de la excelencia, aunque otras conocidas también son 50 claves para hacer de usted una marca o 210 ideas para ascender y sobresalir.

En este caso os hablamos de Las pequeñas grandes cosas (Deusto) que lleva por subtítulo: 163 trucos para alcanzar la excelencia.

¿Y qué es la excelencia? Tom Peters apunta, entre otras cosas, que la excelencia es la mejor defensa, el mejor ataque, la mejor respuesta para cuando las cosas van bien y la mejor respuesta para cuando las cosas van mal, porque si no es la excelencia, ¿qué? Y si no es la excelencia ahora, ¿cuándo?

Ya decía David Schwartz en su excelente obra La magia de pensar a lo grande que "la competencia no está en los niveles de excelencia, la competencia está siempre en los niveles de mediocridad". La excelencia siempre permite diferenciarse, y la difrerenciación es el primer requisito para competir con éxito.

Entre los 163 trucos para conseguir la excelencia, algunos de ellos son:

– La necesidad más íntima del ser humano es ser apreciado.
– Refuerzo positivo continuo: agradecer de forma efusiva y rápida cualquier mínimo esfuerzo que sobrepase lo normal.
– Visitar / ir a comer continuamente con clientes / contactos.
– Hacer ejercicio físico. Estar en forma es necesario para el equilibro mental.
– En estos tiempos no hay muchas razones para sonreír, pero una actitud triste, aun justificada o poco enérgica, es totalmente desmotivadora.
– No se ha dicho Buenos días, si los que están al final de la sala no lo oyen.
– Periódicamente buscar cosas que No Hacer.
– No perder el contacto con los clientes.
– Cliente enfadado = gran oportunidad si se reacciona rápido y bien.
– Comunicar en exceso al cliente y actualizarle constantemente aunque sea de forma innecesaria.
– Inclinación a la acción.
– Despida a los planificadores. Deje de planificar y actúe.
– Triunfa el que más cosas prueba.
– Usted falla el 100% de los tiros que no hace. Wayne Gretzky.
– Pasión. Entusiasmo. Energía al hablar, al andar, al escuchar.
– Queremos que los demás se sorprendan constantemente de nuestra vitalidad y entusiasmo; el entusiasmo es clave para el éxito de cualquier cosa y tenemos especial.
– CEO: Consejero de Eliminación de Obstáculos.
– Invertir en la red de contactos.
– No hay liderazgo sin emoción.
– Un email no es lo mismo que una conversación telefónica y mucho menos que un encuentro personal.
– La buena o mala relación de un empleado con su jefe/supervisor directo es el factor determinante de la satisfacción y motivación de un empleado. El más determinante de todos. Los jefes directos son claves para la moral, satisfacción y productividad del empleado.
– Formación continua en liderazgo para los mandos intermedios.
– Formación continua para todo el personal. El aprendizaje continuo ya no es una opción; es una necesidad profesional de vida o muerte.
– Los líderes tenemos la responsabilidad de hacer crecer a la gente que depende de nosotros. Es lo más importante.
– Diseño, diseño, diseño.
– Diseño: claridad, simplicidad, utilidad, belleza, impacto.
– Prototipos imperfectos antes que planes exhaustivos. 
– Diversidad en la plantilla = Diversión = Motivación.
– Escuchar. No interrumpir.
– Si las cosas parecen estar bajo control, es porque no estás yendo suficientemente rápido. Mario Andretti.
– La nueva competencia es positiva. Quiere decir que su sector está creciendo.
– Cooperación cruzada funcional es crucial: cooperación entre diferentes departamentos. Y esto se basa en la cooperación entre las personas.
– Servir intensamente a tu cliente interno hará que éste sirva brillantemente a tu cliente externo.
– De Empresa 2.0 a Usted 3.0. Son las personas las que venden, no las empresas.
– Simplificación = velocidad.
– Normalmente el problema no es el problema. La respuesta al problema es lo que suele ser el problema.
– Saber hacer presentaciones y hablar en público es imprescindible hoy en día.
– La agenda nunca miente. La forma de distribuir tu tiempo en la agenda es una auténtica declaración de intenciones.
– La excelencia no es un proceso de años, es un estado mental que se alcanza en un minuto.

«LAS PEQUEÑAS GRANDES COSAS» en:

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada