7 oct. 2014

Entrevista a Enrique Sueiro (75), autor de «Comunicar o no ser»

Hoy en la Sección de Entrevistas hemos invitado a Enrique Sueiro (@eqsueiro) que acaba de publicar su libro Comunicar o No Ser (Editorial Rasche, 2014) con subtítulo: Escuchar y gestionar percepciones: el nuevo liderazgo.

Es doctor en Comunicación, director ejecutivo del Programa Superior en Gestión Empresarial y Direccón de Comunicación del IE Business School y Dircom (Asociación de Directivos de Comunicación) y director general de TopTen Management Spain. Asesor de comunicación interna, motivación, relaciones con la prensa y comunicación biomédica, es Premio Speaker 2013 de Manager Fórum y figura entre los expertos del Canal Motivación y Más.

Ha asesorado a 3.000 directivos y profesionales de ámbitos empresariales, científicos e institucionales. Ha sido director de Comunicación del Centro de Investigación Médica Aplicada (CIMA) y del Centro de Investigación Biomédica en Red (CIBER) de Enfermedades Respiratorias, dependiente del Ministerio de Ciencia e Innovación; director de Comunicación Interna y de Comunicación Científica en la Universidad de Navarra, profesor del Máster de Periodismo Sanitario de la Universidad Complutense de Madrid y de Fundamentos de la Comunicación Humana en la Universitat Internacional de Catalunya. Ha publicado artículos en El País y diversos medios; algunos traducidos al inglés, alemán y portugués.

Aquí van las preguntas y las respuestas del autor sobre Comunicar o No Ser y destacamos el siguiente titular:

«COMUNICAR EMPIEZA POR ESCUCHAR PARA COMPRENDER. DIRIGES SI ESCUCHAS»

1. ¿Cuándo y por qué nace el libro Comunicar o no ser?
La idea surge en 2012 al comprobar la aceptación de enfoques y aplicaciones de Comunicación personal y directiva que exponía en conferencias, formación y asesoramiento con el mensaje de que “diriges si escuchas”. Entre quienes lo acogieron con entusiasmo se encuentra la Editorial Rasche, a la que agradezco su confianza. El libro es fruto de leer muchos otros libros de Management y Comunicación y, sobre todo, de 25 años de experiencia profesional.

2. ¿Cuáles son las principales aportaciones de este libro respecto a otros de temática similar?
Inspirado en Peter Drucker y Javier Fernández Aguado, he pretendido un acercamiento a la comunicación en su versión más humanamente integradora. De ahí surgen el Principio Pepa (primero las personas, después los papeles), el concepto de “communicagement” (fusión fértil de comunicación y management), la prioridad de la comunicación interna como intimidad de las organizaciones, el criterio de “verdad soportable” para comunicar bien las malas noticias, el perdón como comunicación entrañablemente humana y directiva…

3. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido al investigar y escribir este libro?
Me ha sorprendido la fecunda aplicación de la comunicación médica al mundo de las organizaciones: la importancia de la comunicación preventiva para prever lo previsible y contar lo contable, el rumor como tumor, la escucha como principio activo de la comunicación quirúrgica para patologías de las organizaciones (miopía, sordera, esquizofrenia y depresión), la incomunicación por saturación informativa y el silencio tóxico.

4. De todos los capítulos del libro, ¿cuál es el que más te gusta y por qué?
El titulado “Escucha operativa, condición motivadora” porque aborda a fondo la esencia argumental del libro: comunicar empieza por escuchar para comprender, la escucha auténtica requiere el corazón, si escuchas bien hablas mejor, ser ejemplar impacta más que poner ejemplos, aciertos y errores al escuchar.

Una comunicación integradora armoniza datos, contexto y emociones.

5. ¿Cuáles son los principales errores en el mundo de la comunicación?
No escuchar, saturar de mensajes y ahogar la verdad. Los tres tienen arreglo si percibimos los efectos positivos de corregirlos. De entrada, escuchar previene, ahorra, anima, vende y fideliza talento. En cuanto a los mensajes, resultan más efectivos cuando son pocos, claros, amables, a tiempo y transmitidos por alguien con credibilidad. Por último, sin verdad no es posible comunicar: mentir prostituye la comunicación.

6. Manuel Campo Vidal tiene un libro titulado ¿Por qué los españoles comunicamos tan mal? En tu caso: ¿eres de la misma opinión?
Coincido con Manuel Campo Vidal, también cuando advierte de una confusión muy extendida entre comunicar bien y hablar mucho. Añadiría que supuestos expertos internacionales también comenten graves errores y que existen buenos ejemplos españoles de comunicación. Es cierto que algunos de quienes peor comunican ocupan hoy las más altas responsabilidades públicas. Es una lástima que, a veces, buenas decisiones y mensajes positivos generen rechazo por el modo de comunicarlos y que malas decisiones agraven su impacto por esa misma carencia comunicativa.

7. Hombres y mujeres somos diferentes biológicamente, ¿qué diferencias existen entre unas y otros a la hora de comunicar?
Una comunicación integradora armoniza datos, contexto y emociones. Sin generalizaciones tajantes ni clasificaciones rígidas, quizá las mujeres gestionan mejor el contexto y las emociones, mientras que los hombres puede que sinteticen mejor los datos.

Sin verdad no es posible comunicar bien: mentir prostituye la comunicación.

8. ¿Qué próximos retos literarios tienes en marcha que nos puedas anticipar?
Tengo dos proyectos que requieren maduración: uno sobre sutilezas de comunicación para situaciones delicadas y otro acerca de habilidades para quienes saben mucho y yerran al comunicar.

«COMUNICAR O NO SER» está disponible en:
| Casa del Libro FNAC Amazon.es |

0 comentarios:

Publicar un comentario