29 ene. 2015

Entrevista a José Miguel Sánchez (82), autor de «Poderoso como un niño»

Hoy en la en la Sección de Entrevistas traemos el libro Poderoso como un niño (Altaria, 2014) con subtítulo: Claves para resetearse personal y profesionalmente

Su autor es José Miguel Sánchez (@jmiguelsanchezm), que es psicólogo, consultor y coach para directivos, además de profesor del IE Business School, entre otras cosas.

Poderoso como un niño es una novela en la que cuento la historia de Jorge, un directivo que está pasando por problemas en la organización que dirige y comienza a trabajar con su mentora en buscar soluciones. Elena, su mentora le abre nuevas posibilidades desde un enfoque basado en lo “poderosos” que éramos cuando niños y como según nos vamos haciendo adultos, vamos dejando en el camino parte de ese poder.

Aquí van las preguntas y  respuestas de José Miguel Sánchez sobre Poderoso como un niño y destacamos el siguiente titular:

«PARA TENER ÉXITO HAY QUE ENTENDER QUE HAY QUE CONECTAR CON LOS DEMÁS»

1. ¿Cuándo y por qué nace el libro Poderoso como un niño?
Cuando era estudiante de psicología, desde primero de carrera nos enseñaron que la observación era clave en nuestro trabajo. Por ello, lo mantuve siempre como parte de mi tarea diaria y me dedicaba a observar la conducta humana en el entorno laboral para entender porqué reaccionábamos de diferentes formas ante diferentes situaciones. Cuando nació mi hija mayor, Sofía, decidí que quería observar también cómo se comportaba y qué cosas hacía de manera natural, si nosotros, sus padres, no la condicionábamos. Hice lo mismo con mi hijo Mario dos años después. 

Lo anterior me sirvió para establecer similitudes y diferencias con los profesionales con los que trabajaba en mi labor como coach de directivos y psicólogo organizacional. Eran personas con puestos con mucho “poder” para tomar grandes decisiones, pero que trabajando conmigo en el uno a uno me mostraban sus verdaderas vulnerabilidades, miedos y limitaciones, muchas de ellas auto impuestas. De repente sentí que tenía que trabajar en identificar en qué momento los adultos decidíamos perder recursos y poner en marcha conductas que nos suponían un alto coste y, en muchas ocasiones, sufrimiento.

2. ¿Cuáles son las principales aportaciones este libro respecto a otros de temática similar?
Este libro busca que las personas y/o profesionales reflexionen sobre lo poderosos que fueron cuando eran niños y lo limitados que a veces nos mostramos como adultos. De niños nos atrevíamos, éramos creativos y no teníamos miedo a casi nada. Sin embargo, como adultos nos mostramos con demasiadas anticipaciones negativas sobre cosas y situaciones que, en un alto porcentaje de las ocasiones, no ocurrirán, pero que nos lastran y nos impiden mostrar nuestra mejor versión.

3. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido al escribir este libro? 
Me he enfrentado por primera vez a la tarea de escribir un libro y me he dado cuenta de que entraña una dificultad extrema. Cuando leemos libros, todo nos parece lógico y tiene sentido y muchas veces no somos conscientes del trabajo del escritor para conseguir plasmar sus ideas, conocimientos y experiencia. Sin embargo, produce una sensación muy satisfactoria cuando consigues comunicarte con tus lectores a través de sus páginas y ellos te devuelven sus comentarios y opiniones sobre lo que les ha hecho sentir.

Uno de los grandes errores que cometemos las personas es tratar de resolver situaciones nuevas con soluciones del pasado.

4. ¿Qué parte te gusta más del libro y por qué?
Es mi primer libro y cuenta la historia de Jorge, como ejemplo de uno de los numerosos directivos con los que he trabajado. Entendía que muchas personas se verían reflejadas en cómo él estaba viviendo un momento de crisis, personal y profesional y que a través de volver a recuperar conductas de la infancia, volvieran a sentirse poderosos. Creo que este mensaje de, solo depende de nosotros y tenemos todo lo necesario para hacerlo es lo que más me gusta del libro.

5. El subítulo es "Claves para resetearse personal y profesionalmente". ¿Cuáles son las 3 principales claves para ello?
Resetearse implica volver a conectar circuitos neuronales que se activaron en el niño y que al dejar de usarse quedaron dormidos. Se trata de recuperar algo que ya tuvimos. No hay que quitar nada, ni reinventar nada, hay que volver a despertar lo que estuvo ahí cuando éramos niños y que ha ido quedando dormido.
Las tres claves para resetearse serían:
1/ Tener compromiso y pasión, es decir, volver a creer en nosotros mismos y en lo que nos apasiona para dar lo mejor de nosotros. Encontrar esa afición vehemente hacia algo, que es como define la RAE esta palabra. Liberar la pasión que sentimos cuando ponemos toda la carne en el asador para conseguir lo que nos proponemos es necesario para resetearse.
2/ Entender que conectar con los demás es la clave del éxito. Las empresas están compuestas por personas y éstas toman decisiones a todos los niveles, movidos por la conexión que tienen con su interlocutor. Lo mismo pasa en la vida, cuando las personas conectan todo fluye y casi nada parece difícil. Entender que somos en cuanto que nos relacionamos es parte vital para resetearse, porque eso exactamente es lo que hacíamos desde niños.
3/ Volver a poner en marcha nuestro hemisferio derecho. Comenzar a atrevernos y no tener miedo a arriesgarnos, a cometer errores por ser creativos o por probar cosas nuevas. En las organizaciones se necesitan personas que estimulen y utilicen su hemisferio derecho para llegar más allá de lo aparentemente imposible. Los niños son puro hemisferio derecho, los adultos lo hemos supeditado al izquierdo que, aunque necesario, es limitado.

6. El libro es una novela con un directivo con problemas. ¿Cuáles son los 3 principales talones de aquiles de los directivos?
Para mí, uno de los principales talones de Aquiles es el hecho de que queramos resolver situaciones nuevas con soluciones del pasado. Si un directivo no cambia nada cuando se enfrenta a situaciones diferentes, está abocado al fracaso. Hemos de ser capaces de identificar las nuevas situaciones y mirarlas con ojos nuevos, como lo hace un niño, para poder encontrar recursos que nos lleven a nuevas soluciones.

En segundo lugar, los directivos han de ser conscientes de que sus resultados no dependen exclusivamente de ellos, sino también de sus equipos. Un directivo debe generar un contexto en el que las personas puedan crecer y retarle casi a diario. Para ello, la confianza en los miembros del equipo ha de ser clave. No creer o confiar en el equipo puede llevarle a generar un entorno de inseguridad y control que haga que los colaboradores trabajen por debajo de sus posibilidades.

El tercer talón de Aquiles será perder la curiosidad. Aquí me refiero a que es responsabilidad del directivo construir la realidad que quiere en el futuro. Estar muy atento al mercado, a los competidores, a lo que le cuentan los clientes para, de este modo, anticiparse a lo que pueda venir. Si un directivo no es curioso como lo son los niños, no podrá identificar y establecer conexiones entre lo que está pasando y lo que puede pasar; basado todo ello en el conocimiento y experiencia que le han llevado al puesto que desempeña y en la información que maneja y analiza a diario. Desde ahí es más sencillo construir la visión estratégica para llevar a su empresa, departamento y/o equipo, a dónde quiera que estén.

Los directivos, todos, deberían ser conscientes de que sus resultados no dependen exclusivamente de ellos.

7. Después de este libro, ¿tienes ya en marcha tu próximo proyecto editorial?
Sí, en estos momentos me encuentro preparando la propuesta que enviaré a las diferentes editoriales, contándoles mi nuevo proyecto. La idea la tengo clara, cómo estructurarla para que sea atractiva para la editorial es en lo que estoy trabajando ahora. En unas semanas lo habré enviado y, a partir de ahí, es decidir con la editorial si ése es el proyecto que queremos hacer juntos y comenzar a escribirlo.

8. La última palabra la dejamos al entrevistado para que transmita cualquier mensaje que considere importante.
Lo primero es daros la gracias por permitirme reflexionar sobre mi libro en esta entrevista.
En cuanto al mensaje que me gustaría transmitir y basado en mi experiencia trabajando con personas con mucho “poder” en sus puestos de trabajo es, que no importa cuál sea nuestra responsabilidad, debemos creer en nosotros mismos y volver a recuperar el poder que tuvimos cuando éramos niños, donde nos enfrentábamos y nos atrevíamos con todo lo que nos ponían por delante. Somos capaces de conseguir todo aquello que nos proponemos si ponemos de nuestra parte la decisión, el esfuerzo y la pasión que necesitamos para llevarlo a cabo. En nosotros está vivir una vida anodina y supuestamente cómoda o decidir mostrar nuestra mejor versión y que cuando lleguemos al final de nuestros días podamos mirar atrás y decir, “ha merecido la pena”.

Os dejamos un vídeo-resumen de la presentación de Poderoso como un niño:


«PODEROSO COMO UN NIÑO» en:

1 comentarios:

Gran libro! y gran persona detrás de ese libro! conocí a Jose Miguel Sanchez siendo mi profesor de coaching ejecutivo y te cautiva desde el mínuto uno con su gran experiencia y conocimiento! no pierdas la oportunidad de leerlo!

Publicar un comentario