19 feb. 2015

Entrevista a Raúl Tristán (85), autor de «¡Emprendedores! El virus de la ingenuidad»

Hoy en la Sección de Entrevistas traemos el libro ¡Emprendedores! El virus de la ingenuidad (Almuzara, 2015) con subtítulo: Manual para no verte seducido por la cantinela de ser emprendedor... o sí.

El autor de la obra es Raul Tristán (@raultristan), que ha ocupado puestos directivos en diferentes empresas y también ha sido empresario en el sector de los medios de comunicación, la edición, la publicidad y el marketing. Fruto de esta experiencia emprendedora/empresarial nace el libro que presentamos: ¡Emprendedores! El virus de la ingenuidad.

Aquí van las preguntas y  respuestas de Raúl Tristán sobre ¡Emprendedores! El virus de la ingenuidad y destacamos el siguiente titular: 

«LAS TRES CLAVES A LA HORA DE EMPRENDER SON: 
ILUSIÓN, EQUIPO Y DINERO»

1. ¿Cuándo y por qué nace el libro "¡Emprendedores! El virus de la ingenuidad"?
¡Emprendedores! El virus de la ingenuidad surgió el año pasado, de la rabia y la impotencia que sentí por tener que cerrar mi empresa, después de seis años de actividad en el mundo de la edición, la comunicación y el marketing en Internet. Ver cómo todas tus ideas y proyectos se desvanecen es muy duro. 

Evidentemente la responsabilidad de ese "fracaso" es compartida, entre el emprendedor, por una parte, o sea yo, y un Estado, el español, que pese a llenarse la boca con la palabra hablando del apoyo a los emprendedores, realmente no facilita en absoluto el crecimiento de los autónomos ni de las Pymes, sino que muy al contrario, como buen Estado con afán recaudador, lastra a quien quiera emprender con impuestos, cuotas y tasas abusivas absolutamente demenciales; como buen Estado intervencionista, impide el libre comercio, el libre establecimiento de negocios, coarta la libertad de empresa... generando innumerables leyes; y por último, como buen Estado paternalista y caciquil, otorga subvenciones y concede prebendas a colectivos de interés, a lobbies, a amigos y familiares e incluso se permite la competencia desleal a través de sociedades públicas...

Como puedes ver, España no es un buen país para ser emprendedor. Por eso creí que debía abrir los ojos a los futuros emprendedores, para que su sueño no se malogre, como ocurrió con el mío.

2. ¿Cuáles son las principales aportaciones este libro respecto a otros de temática similar?
Los libros sobre emprendedores, a pesar de señalar algunos contras y unas pocas trabas del emprender, suelen dibujar un mundo de fantasía. En primer lugar, porque no cuentan 'toda la verdad', una verdad que resulta incómoda de desvelar, y que a quienes viven a costa del ingenuo emprendedor no les interesa que sea puesta negro sobre blanco.

En segundo lugar, esos libros suelen tratar de los 'lugares comunes' del emprendedor de una manera idílica: forma societaria, financiación tradicional, plan de negocio clásico, etc. Yo reviento las ideas preconcebidas sobre lo que es y debe ser el Plan de Negocio, la financiación, la formación, los asesores... y muchas más, exponiendo claramente unas nuevas bases sobre las que asentar tu negocio, y que no son las que todo el mundo te ha contado, esas  que no son sino simples mentiras, embustes que interesa mantener en circulación. 

En base a mi experiencia, y a mis conversaciones con emprendedores de verdad, de la calle (y no de esos niños ricos que han heredado su imperio de papá, o de esos pseudoempresarios sin escrúpulos que algunos se empeñan en ponernos como modelo empresarial), es como planteo soluciones prácticas a situaciones y dudas concretas.

3. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido al escribir este libro?
Ja, ja, ja... Lo que más, que una editorial tan prestigiosa como Almuzara se atreviera a publicarlo, y que a un editor tan exigente como Manuel Pimentel le gustara por su rompedor planteamiento, su valentía y audacia al rebelarse contra el sistema y llamar a las cosas por su nombre... derribando mitos, rompiendo 'muchos huevos'.

Ahora en serio, me sorprendió que la gente de la calle estuviera tan de acuerdo con lo que en él yo iba a exponer, que emprendedores y empresarios de trinchera, se prestaran rápidamente a narrarme sus anécdotas y experiencias, apoyando por completo mis afirmaciones. Hay gente a la que se le engaña porque es ingenua, otra porque se deja y le interesa creer en los cuentos de hadas, pero hay otros que saben la verdad y callan...

4. El subtítulo del libro dice: "Manual para no verte seducido por la cantinela de ser emprendedor... o sí". Cuéntanos un poco más.
Al tratarse de un manual para emprendedores que pone tan a las claras la realidad, y que da la vuelta al sistema descubriendo sus mentiras, en principio podría parecer que trata de desanimar  al lector, de recomendarle que no emprenda... pero lo que pretendo es precisamente todo lo contrario: abrirle los ojos y prevenirle; advertirle sobre de dónde se ocultan las mentiras que van a intentar venderle; poner delante de él a los 'vendehumo', a los farsantes interesados, las sanguijuelas que van a pretender vivir de él;  dotarle de las herramientas necesarias para que logre el éxito en su negocio... Tras leerlo, a mis emprendedores no va a haber quién se la pegue.

5. ¿Cuáles son las tres principales claves a la hora de emprender?
Un proyecto que te llene de ilusión, un equipo que te acompañe en la aventura y... dinero.

6. ¿Todo el mundo tiene el potencial para ser un buen emprendedor?
¡¡En absoluto!! Esa es una de las grandes mentiras que esta sociedad nuestra, excesivamente proteccionista, nos está vendiendo con cantinelas y eslóganes machacones propios de los libros de autoayuda más lamentables y patéticos.

Estamos inmersos en una sociedad 'buenista' que infantiliza a sus miembros con mensajes pacatos del igualitarismo más absurdo, que nos dicen que todos valemos para todo, porque somos todos iguales, y eso es un fraude, un insulto a la inteligencia: no somos iguales, cada persona tiene sus potencialidades diferenciadoras, y desarrolladas en un mayor o menor grado. Cada uno de nosotros somos buenos para unas determinadas cosas y no para otras, para algunas pocas somos excelentes, y para unas bastantes, pésimos...

Así que no, no todos valen (o valemos) para emprender. Los emprendedores no se fabrican. El 'ser emprendedor' podríamos calificarlo de una actitud ante la vida, no sólo en la parcela profesional de los negocios, en el ámbito económico... Se trata de un carácter, de una potencialidad humana que algunas personas tienen y otras no. Evidentemente, si la tienes, se puede trabajar y mejorar, pero si no la tienes... mejor dedícate a otra cosa. No merece la pena frustrarte y amargarte la vida, o destrozártela, intentando desarrollar algo para lo que la Naturaleza no te ha dotado.

7. ¿Qué es lo que nunca debe hacerse a la hora de emprender?
En primer lugar, no ser tú mismo. Y eso vale para todo en la vida, es mi lema: sé tú mismo. Así que piensa en quién eres realmente y lo que deseas, lo que te gustaría crear, a lo que estarías dispuesto a dedicarte en cuerpo y alma porque resuena con tu naturaleza esencial, con tus inquietudes, con tus preocupaciones vitales... tus sueños (no los de los otros, ni aquellos que en un momento determinado parecen más exitosos). No pienses en el dinero, sino en que ese negocio va a ocupar gran parte de tu tiempo, y tu tiempo es tu vida... así que más vale que lo emplees bien.

En segundo lugar hacerlo sin capital. Es otra de las grandes falacias: para emprender no hace falta dinero... Mentira. Lo que ocurre es que nadie te cuenta toda la verdad. ¿Te van a decir que el tío de uno de los socios trabaja en el banco que les ha concedido un préstamo de varios cientos de miles de euros a interés ridículo? ¿O que los primeros contratos ya los tenían amañados con el concejal de su ciudad, que es el suegro de la hermana de...? ¿O que el dinero de papá, empresario de éxito, da juego para la aventura del niño? La transparencia empresarial es nula, y a ello ayudan los medios de comunicación, encumbrando a falsos mitos e ídolos, así que en tercer lugar, no te mires en los ídolos de barro, no tienen nada que ver contigo.

En cuarto, no contar con un buen equipo. Las personas son lo más importante en un proyecto, sin personas no hay idea que valga la pena llevar a la práctica, resultaría inviable.

Y así podría seguir...

8. ¿Cuál ha sido el mayor pecado que has cometido como emprendedor?
Sinceramente, y así lo expongo en el libro, emprender yo sólo, como un lobo solitario, sin equipo, sin socios, sin camaradas, sin compañeros de viaje... Ese ha sido mi principal error, la equivocación que ha dado al traste con mi sueño: me creí lobo solitario, y en la caída descubrí que en el campo de los negocios soy un lobo líder de manada: soy muy bueno gestionando equipos, liderando, y en este proyecto no tenía equipo, así que mi mayor pecado ha sido encontrarme solo, al frente de un ilusionante proyecto.

9. La última palabra la dejamos al entrevistado para que transmita cualquier mensaje que considere importante sobre lo que quiera.
Animar a quien vaya a emprender a que se lo lea, a que lo interiorice y lo lleve a la práctica.  No voy a hacerme rico ni famoso con él, lo único que quiero es que mi experiencia no caiga en saco roto, y que sirva para salvar los proyectos de otros emprendedores. Mi mayor satisfacción sería que esos emprendedores se convirtieran en exitosos empresarios y que un día me dijeran "Raúl, tu libro salvó mi sueño".

«¡EMPRENDEDORES! EL VIRUS DE LA INGENUIDAD» en:
Amazon.es 

1 comentarios:

Lo que saque de esta entrevista es que la pura verdad de la realidad de lo que pasa, lejos de lo que nos estan haciendo creer, felicito a Raul por mostrar su experienciencia y abrir los ojos a los que intenten esta aventura, lastima que en vez de escribir este libro no fundará un partido politico, borraría a Podemos

Publicar un comentario en la entrada