5 oct. 2015

Entrevista a Raquel Roca (90), autora de «Knowmads, los trabajadores del futuro»

Hoy en la Sección de Entrevistas traemos el libro Knowmads, los trabajadores del futuro (LID Editorial, 2015), cuya autora es Raquel Roca (@raquelroca) a la que ya tuvimos por aquí entrevistándola con el libro ¿Y este crack te suena? 

Knowmads, los trabajadores del futuro es un libro de novedoso, de gran actualidad y de los que hay poca literatura al respecto. La autora lo tiene claro al respecto, "Quienes mejor se adapten al cambiante entorno laboral serán quienes adopten cuanto antes una mentalidad knowmad, un tipo de profesional que supone la evolución de casi todos los perfiles profesionales, como autónomo, freelance, emprendedor o autoempleado".

Aquí van las preguntas y respuestas de Raquel Roca  (@raquelroca) sobre Knowmads, los trabajadores del futuro y destacamos el siguiente titular::

«SIN LA COOPERACIÓN NO ALCANZAMOS NADA; SIN LA COLABORACIÓN NO SOMOS NADIE»

1. ¿Cuándo y por qué nace el libro Knowmads, los trabajadores del futuro?
Aunque está recién publicado (sep 2015) de algún modo lleva gestándose en mi cabeza desde que hablé por primera vez sobre los Knowmads en una conferencia en 2013. En estos años he podido comprobar que es un término que no solo no va a pasar de moda, sino que es el perfil profesional que mejor se adapta a las necesidades laborales del presente ¡y por supuesto del futuro! Knowmads, los trabajadores del futuro está centrado en el ámbito profesional, pero muchos sociólogos ya hablan de los knowmads como los ciudadanos del siglo XXI. Creí, y Lid editorial lo apoyó, que ahora era el momento de dar a conocer las ventajas que nos supone a todos tener una mentalidad knowmad. Ahora, que por fin empieza a hablarse alto y claro sobre la cantidad de cambios, algunos de ellos increíblemente drásticos, que trae consigo la revolución digital –entre otras tendencias- en el empleo. Ahora, que aún estamos a tiempo de ponernos las pilas para mejorar nuestra empleabilidad, o la supervivencia y éxito de nuestras empresas o negocios.

2. ¿Cuáles son las principales aportaciones este libro respecto a otros de temática similar?
Mi deseo es que a esta preguntan respondan los propios lectores, y ojalá lo encuentren útil, cercano y les ayude a tomar conciencia. Mi ilusión es plantar aunque sea la semilla de la inquietud, para que nadie se duerma en los laureles y todos tengamos la oportunidad de trabajar en nosotros mismos por un futuro mejor. Hay temas que abordo en el libro que todos tenemos derecho a conocer, para prepararnos y no quedarnos fuera del sistema laboral. El único libro que existe con esta temática es “Knowmad Society”, del creador del término y quien además tengo el gran honor de que sea prologuista de mi libro: John Moravec. Pero el contenido es distinto, quizá complementario, pues él lo analiza desde lo social y educacional, y yo me centro en el ámbito laboral. Además de hacer un estudio sobre el panorama profesional con el que nos vamos a encontrar en los próximos años, tema sobre el que por suerte sí hay en el mercado muy buenos libros, explico en qué consiste tener una mentalidad knowmad (aplicado tanto a empresas como a personas), dando además herramientas prácticas para poder mejorar nuestra empleabilidad. Y toco temas que son imprescindibles para ello como son la gestión del cambio o la marca personal, por ejemplo. También hablo de las carreras y profesiones nuevas que se prevé nacerán en el futuro y los nuevos retos que nos vamos a encontrar. 

Tener una mentalidad knowmad puede cambiar nuestra vida para mejor en todos los sentidos.

3. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido al escribir este libro? 
La versatilidad y utilidad del concepto. Tener una mentalidad knowmad (pues yo lo entiendo de esta manera, no tanto como un perfil) es útil y beneficioso para empleados, emprendedores, parados, estudiantes, directivos, freelances, CEOs, autoempleados, empresarios… Porque a todos nos va golpear –y uso a conciencia esta palabra- de lleno lo que denominamos fow (future of work), en el que el conocimiento es el nuevo capital. Y también la cantidad de empresas, desde startups y pymes hasta grandes multinacionales, que ya operan desde esta perspectiva knowmadic. Que han añadido a su gestión palabras como social bussines plan, flexibilidad, trabajo en virtual, confianza, movilidad, redarquía, puesta en valor de las habilidades blandas, escucha activa… Y me hace feliz descubrir que, por fin, lo humano empieza a ser el centro de todo. Las nuevas tecnologías aportan humanidad en el aspecto laboral, contrariamente a lo que muchos piensan, y el éxito individual solo pasará por el colectivo. Hoy prima lo co-: cocreación, coespacios, colaboración, cofinanciación… Sin la cooperación, no alcanzamos nada. Sin la cooperación, no somos nadie.

4. ¿Cuál es la parte del libro que más te gusta y por qué?
Peco de “madre”: no puedo elegir entre los 9 capítulos. Todos tienen su razón de ser en la conformación del mismo, y creo que todos aportan conocimiento de utilidad. Pero personalmente me gustan el prólogo, del dr. Jhon Moravec, y el epílogo, escrito por Margarita Álvarez (Directora de Marketing y Comunicación Adecco), porque hacen que el principio y fin del libro estén arropados por grandes profesionales, pero sobre todo, excelentes personas. 

5. ¿Cuáles dirías son las 3 principales características de un knowmad?
De manera hiper resumida (lo dejo en 5): 
1. flexibilidad
2. cero resistencia al cambio
3. integración de las nuevas tecnologías
4. automejoramiento y formación continua
5. pensamiento social

6. ¿Cuál es el mayor inconveniente de ser un knowmad?
De ser un knowmad, ¡ninguno! Es un perfil que supondrá el 45% de la fuerza laboral mundial en el 2025. Y el que más requerirán las empresas, porque es el que mejor se ajusta a sus nuevas necesidades (recordar que cambian los trabajadores pero también las compañías y empresas que contratan). Quien tiene esta mentalidad (y son muchísimas las personas que ya operan así, y se sienten reconocidas) están mejor preparadas para los cambios que vienen, incluso para aquellos que ni siquiera sabemos que van a llegar. El problema suele ser antes, cuando somos conscientes de que necesitamos hacer “mejoras” en nuestras vidas profesionales, pero nos da miedo o pereza salir de nuestra zona de confort. Y miramos para otro lado, o nos seguimos aferrando a un pasado que es presente en extinción, o creemos que a “nosotros no nos va a pasar”. Cambiar es siempre incómodo. Pero lo único seguro que en la vida no cambia, es el cambio. Solo que ahora debemos añadirle la palabra exponencial, pues así es como funciona la tecnología. A toda caña. Y es mejor no titubear durante demasiado tiempo.

7. ¿Todo el mundo puede convertirse en un knowmad?
Absolutamente. 

Las nuevas tecnologías aportan Humanidad en el ámbito laboral, aunque algunos piensen lo contrario.

8. ¿Cuáles son los knowmads de los que tú más has aprendido?
Sin duda, mi referente es Moravec, a quien siempre llevo conmigo allá donde hable de knowmads, por una cuestión de integridad profesional (mencionar a la fuente) pero sobre todo porque la labor que está haciendo –sobre todo en el campo de la educación y lo social, super necesario- hace que cuente con mi apoyo y admiración.  Aunque lo cierto ¡es que estoy rodeada de knowmads! Muchísimas de las personas de mis comunidades online lo son, amigos y compañeros de trabajo, también han adoptado una vida laboral nómada… Aprendo todo el rato, de un montón de personas. 

9. Recomienda a los lectores otros libros para seguir formándose como knowmad:
Knowmad Society y Aprendizaje invisible

10. La última palabra la dejamos al entrevistado para que transmita cualquier mensaje que considere importante sobre lo que quiera.
Toda persona que viva en esta era está llamada a desarrollar una serie de destrezas y habilidades para desenvolverse en un mundo hiperconectado e hiperdigitalizado. Quienes no desarrollen estas habilidades para desenvolverse en el día a día, estarán condenados, como antaño les pasaba a quienes no sabían escribir o leer, a ser los analfabetos del siglo XXI. 
Por ello, recomendaría:
1. Ser conscientes de que ya estamos sumergidos en esta nueva realidad laboral.
2. Conocer todo lo que podamos hacia dónde –y de qué manera– va a evolucionar.
3. Prepararnos –con todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance– para ello.
4. No reaccionar ante este futuro con miedo; al menos no con el paralizante, sino con el que detona. Porque si te paralizas, adiós futuro prometedor. Es más sensato y práctico entender esto como una época muy interesante que nos abre un mundo de posibilidades... distintas.
5. Disfrutar por el camino

Te dejamos el Dossier de Prensa del libro y también un vídeo-resumen sobre Knowmads, los trabajadores del futuro:


«KNOWMADS, LOS TRABAJADORES DEL FUTURO» en:

0 comentarios:

Publicar un comentario