8 mar. 2017

Entrevista a Javier Fernández Aguado (146), autor de «¡Camaradas! De Lenin a hoy»

Resultado de imagen de camaradas de lenin a hoyHoy en la Sección de Entrevistas hemos invitado a Javier Fernández Aguado (@jferagu) para hablarnos de su último libro que lleva por título ¡Camaradas! De Lenin a hoy (LID Editorial, 2017).

Javier Fernández Aguado, director de la Cátedra de Management Fundación Bancaria la Caixa en IE Business School y presidente de MindValue ha estudiado el management de la Grecia Clásica (Management: la enseñanza de los clásicos), del Egipto faraónico (Egipto, escuela de directivos), de la Roma imperial (Roma, escuela de directivos), de la orden Templaria (Enseñanzas de los templarios para organizaciones contemporáneas) y del III Reich alemán (El management del III Reich). 

En su nueva obra, ¡Camaradas! De Lenin a hoy, realizada con el auspicio de la Fundación bancaria la Caixa y la colaboración de SFB indaga en el estilo de gobierno de los comunistas en muchos lugares del mundo: Rusia, China, Perú, Chile… 

Fernández Aguado ha recibido, entre otros, el premio J.A. Artigas a la mejor investigación española en ciencias sociales (1997); en 2008, el premio Peter Drucker a la innovación en Management (EE.UU.); en 2014 el premio a mejor asesor de alta dirección y conferenciante (Ejecutivos) y en 2015 el premio micro de oro a mejor conferenciante de lengua española (Foro Ecofín).

Aquí van las preguntas y las respuestas de Javier Fernández Aguado sobre su libro ¡Camaradas! De Lenin a hoy, y destacamos el siguiente titular:

«LA HISTORIA NO SIRVE PARA NADA PERO EL QUE NO SABE DE HISTORIA NO SABE DE NADA»

1. ¿Cuándo y por qué nace el libro "¡Camaradas! De Lenin a hoy"?
Hace más de treinta años comencé a estudiar el marxismo tanto en sus aspectos conceptuales como en sus aplicaciones prácticas. Ya en 1993 publiqué un ensayo estrictamente académico analizando afirmaciones de Engels y Marx en comparación con Hayek. 

Cuando publiqué “El management del III Reich” en 2015 consideré que resultaba conveniente analizar también el estilo de gobierno de los bolcheviques. Son muchas más las semejanzas que las diferencias entre nazis y comunistas. Afirmaban en la Unión Soviética que Hitler no fue sino un dictadorzuelo de la era Stalin. Y Hitler aseguró que él no era enemigo del comunismo, sino su máximo implantador, porque permitía a las personas poseer cosas, pero el Estado nazi era el propietario de las personas y en consecuencia de todo… 

Personalmente me interesa el análisis de los estilos de gobierno. En este caso, además, se sumaba el asombro por el cerrilismo berroqueño que genera en personas supuestamente inteligentes el comunismo. Quizá sólo la ignorancia (culpable o ingenua) o el fanatismo puede explicar esa enigmática superioridad moral de quienes se denominan comunistas.

De las muchas reseñas que se han escrito hasta el momento, la práctica totalidad alaban el rigor de este estudio. Cuando he leído hace poco que un stalinista confeso aseguraba que el sucesor de Lenin fue un alma caritativa y bondadosa no he podido concluir si lo que hay detrás de esas afirmaciones es incultura o sandez. El centenario de la revolución bolchevique me ha parecido un buen momento para entregar a la imprenta esta investigación que acumula miles de horas de estudio durante tres décadas. 

2. ¿Cuáles son las principales aportaciones este libro respecto a otros de temática similar?
Mi enfoque es sobre todo el del management. No me interesa la aproximación política. Para mi estudio he contado con datos estrictamente objetivos. De ahí el inexorable trabajo de documentación que he llevado a cabo para esta obra. Bastantes personas que han leído el libro hasta el momento me han comentado que está repleta de datos relevantes que ignoraban. Es más, un antiguo miembro de las juventudes comunistas me aseguraba que si él hubiera sabido lo que había aprendido en mi libro nunca se hubiera adscrito a esa ideología.  

3. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido al escribir este libro?
Que autores anglosajones como John Reed o Walter Duranty mintiesen tanto y tan sistemáticamente sobre un régimen inhumano. Poco a poco fui descubriendo los intereses espurios e inconfesables que se ocultaban tras esas y otras plumas cargadas de mendacidad comprada por los bolcheviques. 

Resultado de imagen de javier fernandez aguadoTambién me ha sorprendido la rudeza intelectual de muchos que se proclaman seguidores de esa ideología y que desconocen datos básicos de la perversión de ese sistema. A nadie con un poco de luces se le ocurriría proponer que sería bueno implantar de nuevo el nazismo o la inquisición. Sin embargo, bastantes se atreven a proponer el comunismo como alternativa para el futuro. ¡Es pasmoso! 

Por último, el colosal terror que los comunistas tienen a la libertad. Una vez que se implantan en un país, lo transforman en un enorme campo de concentración. Incluso cuando llegan al poder manipulando resortes democráticos, enseguida cancelan la opinión del pueblo. En esto, como en muchos otros temas, siguen a Lenin quien aseguró que la libertad no cabe en el comunismo, y que nada más llegar al poder eliminó cualquier interés por lo que los soviets tuvieran que decir. Las promesas de mejora de los más desfavorecidos son la excusa de los dirigentes comunistas para promover desaprensivas tiranías en las que ellos se enriquecen. 

4. ¿Cuál es la parte del libro que más te gusta y por qué?
Las coordenadas históricas que explican el desembarco del comunismo en Rusia. ¡Precisamente el país en el que Marx consideraba más improcedente para implantarse! Las figuras de Nicolás II, de Alexandra y de Rasputín son de un patetismo difícilmente igualable. La incoherencia de Lenin no tiene parangón. Las actividades criminales de Mao y Stalin les llevan a posicionarse como los dos mayores criminales en serie de la historia. 

5. Cuéntanos las 3 conclusiones más destacables del libro.
Primero, para conocer un tema en profundidad hay que dedicarle muchas horas. Sobre todo, cuando se trata de una cuestión en la que muchos opinan en función de información sesgada, incompleta o sectaria. En el caso de los promotores de las franquicias comunistas hay fundamentalmente un ansia de instrumentalización de los más frágiles para encaramarse ellos al poder transformándose en una nueva casta, que en la Unión Soviética se denominó Nomenklatura.

Segundo, casi todos somos comunistas en el específico sentido de que deseamos una mejor calidad de vida para el conjunto de la población. 

Tercero, el comunismo, cuando se ha implantado, ha sido una de las peores pesadillas que la humanidad ha podido sufrir. Cada uno debería examinar si en su estilo de gobierno procura promocionar el desarrollo de los demás o encaramarse sobre ellos –como los comunistas– en pro del personal beneficio. Se trata por esto de un libro espejo. .

Martin Luther King, Gandhi y Teresa de Calcuta fueron tres líderes de referencia

6. Has extraído lecciones de Roma, Grecia, Egipto, la Edad Media, Alemania, Rusia, etc.  para su aplicación al management. ¿La historia (en las causas) se repite con independencia de las coordenadas de espacio y tiempo?
La historia no sirve para nada, pero quien no sabe historia no sabe nada. Existen variaciones accidentales de civilización a civilización, pero el ser humano en sus manifestaciones más profundas es siempre idéntico. El cambio no ha cambiado, pero sí la velocidad a la que se genera. Por esto, precisamos de más formación en la actualidad que en el pasado. 

7. ¿Cuál es el personaje que más ha influido en tu pensamiento y del que más has aprendido y por qué?
Sin duda, Aristóteles. Fue un pensador práctico. No es siempre fácil de entender, pero en su Ética a Nicómaco se acumula sabiduría que sigue siendo de rabiosa actualidad. Por ese motivo culminé una versión de su obra, aparecida hace algunos años en LID. Procuré con ese esfuerzo poner a disposición de más personas esa obra maestra de la sabiduría. En segundo lugar, debo mencionar, a pesar de sus inmensas contradicciones, a Erasmo de Rotterdam y su Educación del príncipe cristiano.

8. Dinos para ti 3 grandes líderes de la historia y 3 cualidades comunes de esos líderes.
Martin Luther King, Gandhi, Teresa de Calcula. Los tres fueron audaces, constantes y se preocuparon por individuos concretos, no por una genérica masa. Además, ninguno de ellos se enriqueció con la excusa de su proyecto. 

9. ¿Cuáles son las 3 tendencias/cambios que veremos en el management en los próximos años?
Quiero pensar que frente a soluciones precocinadas, superficiales y epidérmicas, seguirán multiplicándose aportaciones de autores como José Aguilar, Enrique Sueiro, Marcos Urarte, Fernando Moroy, Luis Huete, Juan Carlos Cubeiro, Ofelia de Santiago, Ignacio Bernabé, Josep Capell, José Ribes, Ángel Lafuente Zorrilla, Nuria Chicnhilla, José Manuel Casado o Francisco Alcaide que procuran proporcionar cimientos sólidos.

Paralelamente, proyectos divulgadores de conocimiento mediante elearning como los promovidos por José Luis de Federico y Guillermo Barrenechea –Btalent– o José y Álvaro Lozano –Aefol– me parecen también altamente loables. .

Las manifestaciones del ser humano son idénticas hoy que el pasado. El único cambio es la velocidad del cambio

10. Para aprender a liderar, ¿a dónde debemos mirar para aprender y formarnos?
Hemos de seleccionar bien las lecturas; hemos de dialogar con personas que tengan habilidades y conocimientos de los que podamos aprender. Es decir, debemos buscar a gente que piense. Hemos de huir de los fanáticos. La única diferencia entre unos y otros extremistas –de izquierdas, de derechas, nacionalistas…– es la bandera tras la que se refugian para ocultar su ridícula testarudez.

11. ¿Qué nos puedes decir del liderazgo femenino a lo largo de la historia y cómo lo ves en la actualidad? ¿Crees que la cuestión de género es importante al dirigir o es independiente?
A este apasionante tema le dediqué un libro que escribí con Lourdes Molinero y que lleva por título: “La sociedad que no amaba a las mujeres”. A él debo remitir a los interesados, pues en esa obra se detallan las cuestiones planteadas. 

12. La última palabra la dejamos al entrevistado para que transmita cualquier mensaje que considere importante sobre lo que quiera.
No deberíamos permitir que las ideologías, del tipo que sean, nos vivan la vida. Es preciso reflexionar para ser conscientes de por qué actuamos y en qué dirección hemos de avanzar. Vivir y no sólo durar reclama indefectiblemente pensar con responsabilidad. Esto conlleva atender fundamentalmente a quienes discuten con conocimiento de causa. Del obtuso hay que huir como de la peste, también porque suele expresar su incultura de forma agresiva, porque la violencia siempre es analfabeta. Hemos de rodearnos de personas que, discrepen o no de nuestro modo de analizar la realidad, lo hagan desde la reflexión, el conocimiento y el mutuo respeto.

«¡CAMARADAS! DE LENIN A HOY» está disponible en:
| Casa del Libro | Amazon.es |

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada