29 nov. 2017

Entrevista a Javier García (159), co-autor de «La burbuja emprendedora»

Resultado de imagen de LA BURBUJA EMPRENDEDORAHoy en la Sección de Entrevistas traemos un nuevo libro que es La burbuja emprendedora (Empresa Activa, 2017), que lleva por subtítulo: Y el negocio, ¿dónde está el negocio?. Los autores de la obra son Javier García y Enrique González con prólogo de Martín Varsavsky.

Hoy hablamos aquí con uno de ellos, Javier García (@JaviCIES) que es Licenciado en Economía, apasionado de la Innovación, la transferencia del conocimiento, la educación y la comunicación. Es uno de los fundadores del Think Tank sintetia.com y de InstitutoCIES.

La burbuja emprendedora, según los autores, "es un recopilatoriao de todas cosas que necesitas y no sabes, que intuyes pero que no te acaban de decir con claridad. No necesitas tecnicismos para hacer pensar porque usa lógicas tan profundas, que te conduce en un hilo de sentido común por los distintos caminos de este apasionante viaje que supone emprender".

Aquí van las preguntas y las respuestas de Javier García sobre La burbuja emprendedoraY destacamos el siguiente titular:

«DECIR 'NO' ES ALGO QUE DEBERÍAMOS APRENDER TODOS Y PRONTO»

1. ¿Cuándo y por qué nace el libro "La burbuja emprendedora"?
La burbuja emprendedora nace desde las trincheras. Años de trabajo en estrategia financiera, análisis de riesgos, negociaciones e incluso de inversiones en nuevas empresas. Tras ver que muchos jóvenes y no tan jóvenes, parados y personas en activo, algunas con más experiencia y otras con menos; y al comprobar cómo se lanzaban y se lanzan a emprender, a veces de forma temeraria —para ellas mismas—, obviando o subestimando algunos de los fundamentos básicos, en ese momento, decidimos dar el salto y escribir La burbuja emprendedora.

https://www.amazon.es/gp/product/8492921803/ref=as_li_tl?ie=UTF8&camp=3638&creative=24630&creativeASIN=8492921803&linkCode=as2&tag=falcaide-21&linkId=de1ee91f384b8df450152f00529ab9ec2. ¿Cuáles son las principales aportaciones este libro respecto a otros de temática similar?
Te diré lo que no aporta. No aporta una visión negativa de la creación de emprender. Ni trata de desanimar a hacerlo. Ni es un alegato en contra de las empresas o de los inversores. Pero decimos cosas que sé no gustan ni a emprendedores ni a algunos inversores. Creemos que partir de una idea de negocio y llegar a un verdadero negocio requiere pasar un puente muy complejo, lleno de incertidumbre, de trabajo duro, de equipos, de capacidades, de suerte —mucha—, de profesionalizar la gestión desde el minuto uno. Hacemos un repaso de algunas ideas que no nos suelen contar en esos
eventos tan cool que plagan España. Hablamos de trabajo, de gastar el dinero a cuentagotas —y no de oficinas con futbolines y cero clientes—, de cómo se valoran los negocios, de egos, de que invertir y crear negocios rentables no son necesariamente lo mismo. La fama cuesta, dejarse arrastrar por el río de narrativas de éxito suele ser fácil, pero todo es más complejo de lo que nos suelen contar. Aportamos casos reales y muchas de las cosas, como te decía, las hemos obtenido tras haber trabajado en muchos proyectos empresariales, más de 200 en los últimos años.

3. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido al escribir este libro?
Me ha sorprendido que muchas hipótesis que rondan por la cabeza de muchas personas están contrastadas en muchos estudios con buenos datos pero, en cambio, no calan. Por ejemplo, desde 2008 hay casi una relación directa entre paro y creación de startups; pero a la vez un emprendedor que crea su negocio tras meses de paro tiene muchas menos probabilidades de lograr el éxito empresarial. Que los inversores más profesionales, con equipos muy sofisticados que invierten cantidades muy relevantes de recursos, en Europa, tienen verdaderas dificultades para rentabilizarlas. He aprendido que crear startups es una de las facetas de mayor riesgo a las que se enfrenta el ser humano. Pero, como si fuera un virus, se ha propagado la expectativa de que emprender es la vía más rápida para hacerte rico y famoso y muchos se han lanzado a ello —estén o no preparados.

4. ¿Cuál es la parte del libro que más te gusta y por qué?
Me gusta mucho el capítulo inicial donde cuento una historia personal de mi abuelo. Hablo mucho todas las semanas con él. Valoro mucho la sabiduría de nuestros mayores. Mi abuelo fue siempre muy emprendedor, sobre todo en la época del hambre en España —donde ahí sí que los recursos eran escasos y había crisis. Me cuenta muchas historias sobre cómo eran los negocios de la época; y en el La burbuja emprendedora cuento una, precisamente, que muestra su gran habilidad para adaptarse ante los cambios, escuchar, responder al mercado y salir más o menos indemne. Y lo logró sin que le dijeran que necesitaba un mentor, un coworking en una incubadora y mucho Lean. Todo eso está muy bien pero lo que sigue imperando durante décadas, durante siglos es la pregunta que se lanza en la portada del libro: «Y el negocio, ¿dónde está el negocio?». A veces parece que nos llenamos de frases vacías que no se llegan con la esencia de un negocio.

Lo más importante al inicio de un negocio es la tesorería, la caja, hay que tener músculo para aguantar y ser conservador.

5. ¿Cualquier persona puede llegar a ser un gran emprendedor? 
Acabo de leer un libro magnífico, El silencio en la era del ruido, de Erling Kagge, un editor y, sobre todo, aventurero. Dice Kagge: «el secreto para llegar al Polo Sur es ir poniendo un pie detrás del otro el número suficiente de veces. Desde un punto de vista meramente técnico es sencillo. Incluso un ratón puede comerse a un elefante si da el número suficiente de mordiscos. El reto consiste en querer hacerlo. El mayor reto es levantarse por las mañanas cuando estás a 50 grados bajo cero». Me recordó a emprender. Cualquiera puede ir al notario y crear una Sociedad o darse de alta como autónomo en la Seguridad Social. El mayor reto es lograr clientes. Y para lograr clientes tienes que resolver algo que les preocupe, algo que necesiten. Y hacerlo bien, de forma diferencial a como lo hace la competencia. Requerirás para ello de buenas capacidades técnicas, pero también de negociación, de crear equipos que te ayuden —aunque sean freelance—. Así que sí, es sencillo crear una empresa, pero muy pocos logran mantenerla a flote. De hecho, hay una probabilidad del 70% de que no sobrevivas más de 5 años. La lección es que todos podemos intentarlo y lograrlo pero no es un camino fácil, ni barato.

6. ¿Cuáles son las 2 mayores mentiras en el mundo del emprendimiento?
— Que la tecnología es la esencia de una empresa. La tecnología es un medio, no un fin en sí mismo. En el centro de una empresa tiene que estar el cliente, el servicio, lo que te hace único y diferencial y por lo que alguien paga dinero. La tecnología puede cambiar, puede ayudar, puede acelerar, pero no es lo único.

— Que una buena idea siempre consigue financiación. ¿Alguien conoce un mercado de las ideas? No lo hay, porque las ideas hay que diseñarlas, ejecutarlas, testarlas y hacerlas rentables. He visto demasiados Powerpoint con ideas y demasiadas personas que buscan cientos de miles de euros en base a ellas. Lo habitual, y lo frustrante para muchos, es no conseguir apoyos más que de familiares y amigos que inviertan en ti porque te conocen, no porque hayan valorado tu idea como un negocio rentable. Y después llegan los disgustos…

7. Dinos cuáles son bajo tu punto de vista, las 3 claves para montar un negocio de éxito.
En el libro hay un capítulo con 12 ideas fuerza. Pero no hay recetas, crear una empresa no es como hacer churros: mezclas 300 gramos de harina de trigo con 440 mililitros de agua y una cucharadita de sal. Precisamente ahí radica la complejidad, el riesgo y la incertidumbre de los negocios. Por eso, no puede haber negocio de éxito sin al menos:
1) testear lo antes posible que tu idea se puede convertir en un prototipo con el que validar si de verdad interesa a tus potenciales clientes o no. Y ese prototipo, donde el riesgo es extremo, financiado de tu bolsillo. Nunca uses deuda.

2) Rodea de capacidades, personas motivadas dispuestas a trabajar en el proyecto, diversas, con capacidad para aprender y, sobre todo, ser flexibles. La mayor inversión que podemos hacer para enfrentarnos a la complejidad es ser anti-fragil, como diría Taleb, flexible, resistente a los imprevistos.

3) Usa la caja como si fuera oxígeno. Plantea escenarios, no inviertas o tomes decisiones (en la medida de lo posible) que no tengan marcha atrás. Frente a gastos ciertos e ingresos inciertos, caja, oxígeno, decisiones rápidas y buscar la primera venta desde el minuto uno.


8. ¿Cuál ha sido tu mayor fracaso, cómo lo gestionaste y qué aprendiste?
Quebrar mi salud por los negocios. Tener mucha actividad desenfrenada y no medir tus fuerzas te puede matar. Además de tomar medicación, cambié muchos hábitos de mi vida. Hago más deporte, como sano y, sobre todo, gestiono mi agenda como un perro de presa. Duermo y dedico tiempo a pensar y a planificar. Decir «no» es algo que deberíamos aprender muy pronto, porque al decir «no» a algo estamos diciendo «si» otras cosas. Aprendí esto estando en un pozo muy complejo del que pude salir.

9. ¿Cuál es el mayor error que se puede cometer a la hora de emprender?
Iniciar con muy poca tesorería para aguantar, jugársela todo a su idea de que el cliente vendrá muy rápido a salvarnos y que no necesitamos caja para aguantar. He visto muchos fracasos tremendos y evitables por esta razón. O pensar que una carencia de un préstamo de 6 meses es el tiempo suficiente para que llegue tu primera venta y, en cambio, cuando llega la primera cuota la empresa quiebra por liquidez. Una empresa cuando nace no se mide por su EBITDA, se mide por su caja, es el órgano más importante. Y siempre hay que ser muy conservador con ella.

10. ¿Cuál es el mejor consejo que te han dado en la vida?
Me lo dio un tio-abuelo, empresario de gran éxito, que ya murió y del que aprendí mucho. Si ganas 10, ahorra 7 e invierte 3. Cuida tu familia, tu salud y tus empleados, sé honesto y el dinero ya llegará. Esto va de trabajar mucho, pero sobre todo de ser personas humildes que nunca dejan de aprender y querer ser mejores. Él creó un negocio de 0 a 100 millones de facturación anuales en varias décadas, creó miles de empleos y siempre estuvo arropado por su familia. No tenía estudios, no hablaba idiomas, pero tenía energía, era hábil para detectar oportunidades de negocio y, sobre todo, se rodeó de gente que sí tenía estudios y hablaba idiomas para ejecutarlas a la perfección.

11. A la hora de emprender nadie dice que, a menudo, ser emprendedor es 24/7/365. ¿Qué nos puedes decir del equilibrio vida personal-emprendedora? ¿Cómo se logra?
Trabajar 24/7 durante 365 días es una mentira, un bulo más que nos han contado. Es físicamente imposible. No soportaríamos nuestro agotamiento mental. Creo que ninguna mente cansada toma decisiones inteligentes. No podremos mejorar si no tenemos tiempo de retiro, descanso y trabajo con uno mismo. No podemos tener empatía, comprender a nuestros clientes y a nuestros equipos desde el estrés y el agotamiento. Si no tienes tiempo para pensar, para leer, para escribir, para planificar… entonces tu modelo de negocio es muy endeble.

'Y el negocio, ¿dónde está el negocio?'. El mayor reto es lograr clientes y para ello tienes que resolver algún problema.

12. Eres lector habitual de libros. Recomiéndanos 2 que te hayan marcado en tu vida especialmente.
He trabajado mucho el libro de Mark Divine, Pensar como los mejores guerreros y ha formado parte de mi proceso de recuperación de mi salud. Cómo trabajan los SEAL la disciplina, su capacidad para tomar decisiones complejas en momentos de extrema incertidumbre y sobre todo su mente. Por muy entrenado que estés físicamente, cualquier actividad humana (sobre todo el trabajo del conocimiento) requiere una capacidad mental extraordinaria.

También me gustan todos los libros de John Allen Paulos; es un brillante matemático divulgador. Me encanta cómo usa la lógica matemática para destripar titulares de prensa, la seudociencia, las inversiones en bolsa y muchas cosas más. Quédate con esta frase: una taza de café más una taza de leche no es igual a dos tazas de café con leche. Ojo cómo agregamos o cómo hacemos comparaciones, porque no todo es comparable, y lo hacemos más de lo que pensamos.

13. Ahora, recomienda 2 libros especiales de emprendimiento buenos
El Manual Del Emprendedor, de Steve Blank y Bob Dorf. Es un manual básico. Es como nuestro libro de matemáticas al que siempre vamos, pero en este caso sobre las primeras etapas de emprender. Una guía para cuando estamos perdidos y necesitamos una idea. Es ese lugar donde en cada lectura de un tema concreto aprendes cosas nuevas.

Diseñando la Propuesta de Valor, de Alexander Osterwalder & Yves Pigneur. Es un libro de fundamentos del modelo de negocio. Muchos hablan de él pero pocos lo aplican bien. Esto no va de post-its y rellenar sobre la marcha un lienzo de modelo de negocio (que es un instrumento con el que ayudar a pensar haciendo). Rellenar un lienzo es un trabajo muy duro, no valen frases hechas. Hay que plantear hipótesis y contrastarlas en el mercado. Hay que tener datos rápido. Y si no los tienes buscarlos. Requiere trabajo. Que ya veo yo mucho lienzo express realizado en algún cursillo por ahí y…

14. Dinos una cita o frase que refleje tu filosofía de vida y por qué.
Dos frases de Daniel Coyle:
«No busques la mejora grande, rápida. Busca la mejora pequeña, la que viene de una en una. Es la única forma de conseguirla y, cuando llega, es duradera».

«El lujo actúa como un narcótico de la motivación: indica a nuestra mente inconsciente que se esfuerce menos. Le susurra: “Relájate, ya lo has conseguido”».

15. La última palabra la dejamos al entrevistado para que transmita cualquier mensaje que considere importante sobre lo que quiera.
Me gustaría compartir un artículo que escribí sobre cómo vencí a mi gorila y salí de una etapa tremendamente difícil en mi vida. Creo que puede ayudar a otras personas. Rescato una frase del artículo: «Practico la atención plena mientras como, mientras ceno, mientras algo taladra la cabeza con un dolor agudo, mientras camino, en silencio, con ruido, haciendo la compra, en la ducha. Doblegar la mente no solo requería una clase de oratoria avanzada, también aprender una especie de karate mental que te permitiera estar presente, no identificarte con los pensamientos, visualizar cosas positivas, darte energía, fuerza y, sobre todo, no ceder ante las tentaciones. Salir, moverse, caminar, ir, hacer lo que tú decides hacer y no estar al dictado de tu subconsciente. Pequeñas victorias.».

https://www.amazon.es/gp/product/8492921803/ref=as_li_tl?ie=UTF8&camp=3638&creative=24630&creativeASIN=8492921803&linkCode=as2&tag=falcaide-21&linkId=de1ee91f384b8df450152f00529ab9ec
«LA BURBUJA EMPRENDEDORA» está disponible en:

0 comentarios:

Publicar un comentario