3 ago. 2020

Entrevista a Javier Dols Juste (185), autor de «Tu mejor medicina eres tú»

Hoy en la Sección de Entrevistas, por la que ya han pasado numerosas caras conocidas del mundo de los libros de desarrollo personal, marca personal y empresa, hemos invitado a Dr. Javier Dols Juste para hablarnos de su libro Tu mejor medicina eres tú (Zenith Edicione, 2018) con subtítulo: 300 ideas para ser más feliz mejorando tu salud física y mental. El prólogo corre a cargo de Sandra Ibarra.

El Dr. Javier Dols Juste, natural de Madrid, es Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Cádiz, realizando el Examen de Grado con la calificación de Sobresaliente. Tiene la Certificación de Suficiencia Investigadora por el Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad Autónoma de Madrid y es especialista en Medicina Familiar y Comunitaria vía MIR. 

Acumula la experiencia de haber trabajado en 16 Centros de Salud y es miembro fundador del grupo Salud Basada en Emociones de la Sociedad Madrileña de Medicina Familiar y Comunitaria. Desde 2007 tiene plaza en propiedad por oposición en el Servicio Madrileño de Salud.

Os dejamos la entrevista con Javier Dols Juste, autor de Tu mejor medicina eres tú y destacamos el siguiente titular de la entrevista:

«HAY QUE INFORMARSE Y FORMARSE SOBRE CÓMO GESTIONAR NUESTRA SALUD ANTES DE QUE LA PERDAMOS POR NUESTRA CULPA»

1. ¿Cuándo y por qué nace el libro ‘Tu mejor medicina eres tú'?
El minuto 0 de Tu mejor medicina eres tú fue la tarde del 27-3-15. Leía el libro Deja de ser tú, de Joe Dispenza, y proponía pensar qué te gustaría hacer si pudieses reprogramarte a tu gusto. Al ser un asiduo lector de los libros de desarrollo personal y de recorrer las casetas de la Feria del Libro de Madrid, me vino a la mente si sería capaz de escribir un libro. Estaba claro que sería sobre medicina y en seguida me vino el título, Tu mejor medicina eres tú, por ser lo que intento transmitir a los pacientes. Saqué papel y boli y empecé a anotar posibles temas: "recuerda que el estómago no tiene dientes"…"eres una planta que hay que regar"..."todo el mundo debería andar, nadar y bailar"… A ellos le siguieron otros, y cuando llevaba 50 pensé que sí podría escribir un libro de consejos, explicaciones y recomendaciones dirigido a los pacientes. El bebé ya estaba en camino.

2. ¿Cuáles son las principales novedades de este libro respecto a otros que salen en el mercado de temática similar?
En ese momento no había ningún libro escrito por un médico de familia dirigido a sus pacientes. Había muchos de otras especialidades o de médicos generales escribiendo de otros temas, pues siempre ha habido muchos médicos escritores, pero ninguno que yo conociese con un enfoque como el mío. La novedad era que un médico de los que pasamos consulta de medicina general, y además en un centro de salud de la sanidad pública, escribía un libro pensando en cosas útiles y prácticas para que cualquier paciente pudiese mejorar su salud, y con ello su felicidad.

3. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido al escribir el libro?
Por un lado eso mismo: haber sido capaz de escribirlo, de encontrar una editorial que lo publique (además del Grupo Planeta) y de verlo en las estanterías de librerías en las que he comprado tantos libros. El que te lleven a firmar en una caseta de la Feria del Libro ya es el acabose.

Por otro lado, ver cómo tu círculo de influencia se expande y llegas a personas a las que jamás hubieses imaginado que llegarías. Es una auténtica sorpresa ir a algún acto social y que, al presentarte a alguien desconocido, te diga que ha leído el libro porque se lo habían recomendado.

También es muy gratificante comprobar que encontraste el lenguaje adecuado para que la gente sencilla entienda lo que quieres transmitir.

4. ¿Qué es lo que más te gusta del libro y por qué?
Lo que más me gusta de Tu mejor medicina eres tú es que creo que he sabido poner al alcance de cualquier paciente muchísima información, que sólo conocería parcialmente al acudir a la consulta por un problema concreto. Y esa información muchas veces viene muy bien. Por ejemplo, tal vez seas solo algo estreñido y nunca consultarías por eso, pero te viene muy bien conocer cómo ir mejor al baño.

También me encanta que muestra cómo nuestro estado de salud depende de muchísimas cosas diferentes, y cualquiera de ellas puede repercutir en el balance total. Pongo el ejemplo de una persona que su único error fue una inversión arriesgada que no tenía que haber hecho. Le salió mal y entró en depresión porque tuvo que cambiar a su familia de casa, de colegio a los hijos (que no pararon de protestar) y sufrir mucha vergüenza ante familiares y amigos.

Y explico las 5 cosas que todos deberíamos conocer: dar masaje cardíaco, utilizar un desfibrilador, realizar la maniobra de Heimlich ante un atragantamiento, reconocer un ictus (porque el que lo sufre no puede pedir ayuda) y qué hacer (más bien lo que no hay que hacer) si presencias una convulsión.

Lo que más se echa de menos en la sociedad es la falta de autoestima. Tenemos que querernos más, valorarnos más y perdonarnos más.

5. El subtítulo del libro dice: '300 ideas para ser más feliz mejorando tu salud física y mental'. Cuéntanos brevemente los 3 principales factores para ti.
1. Tenemos que cuidar y mejorar nuestra forma de pensar. Hay gente con una salud privilegiada que se sienten desgraciados. A ellos no haría falta ayudarles a tener mejor salud, sino a amueblar mejor su cabeza para que valoren y disfruten más de lo que son y lo que tienen.

2. Pasar a ser conscientes de que no debemos dar prioridad a lo que nos gusta o nos apetece en cada momento, sino que todo repercute en mayor o menor medida sobre nuestro cómputo global de salud. Puedes elegir tomar tarta de postre algún día, pero menudo peligro si eliges tomar tarta de postre todos los días porque es lo que te apetece. O sea, lo mismo que con el dinero, pero con la salud.

3. La unión mente-cuerpo es total. Por ejemplo, la tristeza mantenida o el mal carácter van a repercutir físicamente en nuestro organismo, y el sedentarismo o la mala alimentación van a repercutir en nuestro estado de ánimo.

6. ¿Cuáles son los mayores errores que se cometen a la hora de cuidarnos a nosotros mismos?
Los mayores errores derivan de pensar que la salud que tenemos la vamos a seguir teniendo el resto de nuestra vida. Lo difícil de la medicina preventiva es convencer a alguien al que no le pasa nada que actúe como alguien al que sí le está pasando. Tenemos que cuidar la espalda aunque no nos duela, porque tarde o temprano nos empezará a doler, y no hay que esperar a tener caries para empezar a cuidarse la boca. Lo mismo pasa con todo.

7. Eres Médico de Familia, ¿cuáles son las principales preocupaciones emocionales que te encuentras en la consulta con más frecuencia?
Pues te diría que la falta de autoestima. Da pena ver la cantidad de personas que valiendo muchísimo se infravaloran, permitiendo que cualquier mediocre les quite la paz y la felicidad. Es muy duro preguntar a un adolescente, que es aplicado en el colegio y un buen hijo y amigo, que qué nota se pone como persona y responda que un cero. Estaba sufriendo muchísimo cuando debería ser de las personas más felices del planeta.

Una de las tareas que he puesto a varios pacientes es: Tienes que quererte más. Tienes que valorarte más. Tienes que perdonarte más.

8. Dices: 'Para vivir bien es importante tener la mayor información posible'. Hoy día casi toda la información está disponible a golpe de click y gratuita. ¿Por qué nos cuidamos tan poco entonces?
Porque nadie nos ha inculcado desde pequeños el hábito de gestionar nuestra salud. No se entiende por qué, de 4 pilares importantísimos en la vida -salud, dinero, tiempo y emociones-, no se da ninguna lección en la escuela. Al nacer se debería dar un "Manual de instrucciones", ya que somos más complicados que un microondas, pero sólo nos dan la cartilla de vacunación.

La salud hay que saber gestionarla. Igual que uno no puede comprar todo lo que le gustaría porque se le acabaría el dinero, tampoco puede hacer con su cuerpo todo lo que le gustaría porque se le acabaría la salud. Una mala alimentación, el sedentarismo, el mal carácter, no cuidar el sueño y cientos de otras cosas nos hacer ir perdiendo salud, salud de la que nadie va sobrado.

Lo más difícil de la medicina preventina es convencer a alguien que no le pasa nada que actúe como si le pasase.

9. En tu experiencia tratando tantos años con personas: ¿qué es lo mejor y lo peor que has aprendido del ser humano?
Lo mejor es la cantidad de héroes anónimos que hay entre nosotros, personas que deberían ser portadas de semanales. Como por ejemplo mujeres que se llevan a su casa a suegras o tías para que no acaben en una residencia. También me emocionó mucho una familia cuyos padres fallecieron pero ellos mantuvieron la casa para que siguiese viviendo allí la persona que había cuidado de su familia, ya mayor, e incluso contrataron a dos cuidadores que se relevaban para atenderla.

Lo peor es conocer historias de abusos en la infancia, de mujeres que fueron maltratadas incluso físicamente, de familiares que fueron desleales, de familias que no se ven en navidades porque no han sabido perdonar…

10. Cuéntanos brevemente tu experiencia más gratificante y tu peor experiencia como médico y qué lección aprendiste.
De la que tengo mejor recuerdo porque el paciente me lo agradecía en cada consulta es por diagnosticar un cáncer que pudo ser operado a tiempo. La lección es que tenemos que estar alertas cuando una enfermedad severa está empezando y todavía no se ha manifestado con el cuadro clínico completo.

Malas experiencias conocemos todos los días. Hay personas y familias en las que parece que se ceba la mala suerte con las enfermedades. Por eso hacer mucho tiempo que sólo rezo dando gracias. Una de la que tengo muy mal recuerdo es el calvario que sufrían unos padres por las agresiones físicas y verbales de un hijo, teniendo que llamar a veces a la policía. La lección es que todos tenemos que tener una actitud proactiva para colaborar en la educación de las personas, y no mirar en otra dirección cuando vemos que se está generando un problema social.

11. Recomienda a los lectores otros 2 libros de temática similar que te gusten especialmente.
Pues dos que se han publicado recientemente y están superando las expectativas al comprarlos:
 Las reglas de la salud, de Verónica Casado, que ha sido reconocida como la Mejor Médica de Familia de Europa e Iberoamérica.

 El gran libro de Lucía, mi pediatra, de Lucía Galán, reconocida por la Organización Médica Colegial como la Mejor Divulgadora de España.

12. La última palabra la dejamos a los entrevistados para que transmitan cualquier mensaje que consideren importante sobre lo que quiera.
Una de las cosas que más pena me da son la tristeza, la enfermedad y la muerte evitables. El mensaje principal que me gustaría dejar es que hay que informarse y formarse sobre cómo gestionar nuestra salud antes de que la vayamos perdiendo por nuestra culpa.

Reflexionemos sobre qué cosas nos ponen tristes y qué malos hábitos tenemos que nos hacen perder la salud para así corregirlos y estar más felices y más sanos disfrutando de lo que de verdad importa. Y es que si tenemos mejor salud seremos más felices y si somos más felices tendremos mejor salud.


Y termino con la frase de Jim Rhon que pongo al final de la contraportada: "Cuida de tu cuerpo, es el único sitio que tienes para vivir".


«TU MEJOR MEDICINA ERES TÚ» está disponible en:
| Amazon.es |

0 comentarios:

Publicar un comentario